Cuando creamos una página web corporativa hemos de tener en cuenta que existe cierta información que debe estar disponible en ella a efectos legales.

A la hora de crear una página web, existen una serie de medidas reglamentarias que hemos de cumplir, entre ellas está el manual que nos ocupa: el conjunto de información obligatoria, que ha de estar disponible en un lugar de fácil acceso para los usuarios de la misma. ¿Qué información es esta? Podemos dividirla en cuatro grandes categorías:

 

1. Información de contacto: correo electrónico, teléfono y, en su caso, fax, y domicilio de la empresa.

2. Información social: nombre y DNI en el caso de los autónomos y denominación y CIF en el caso de las empresas.

3. Información administrativa: esta solo es necesaria en el caso de que hagamos una actividad que requiera autorización o licencia. Si estamos en esta situación, hemos de incluir en nuestra página web los datos de la actividad que nos ocupa y el organismo que nos ha concedido la autorización o licencia.

4. Información profesional: este información, como en el caso anterior, solo hemos de incluirla en un caso específico, cuando ejerzamos una actividad que requiere colegiación. En este caso, tenemos que incluir en nuestra web nuestro título académico y nuestro código de conducta.

0

¡Deja tu comentario!

Usamos cookies para mejorar, analizar las conexiones y mostrar publicidad. Si continuas, aceptas su uso. Más info aquí.