Los premios Óscar, también llamados Academy Awards (premios de la Academia) son el máximo reconocimiento que pueden recibir los profesionales del cine de todo el mundo.

Los Óscars representan el máximo honor al que puede aspirar cualquier profesional del cine, desde escritores y directores, hasta intérpretes, productores, músicos y técnicos. La ceremonia en la que se entregan los premios genera una gran expectación a nivel mundial, es retransmitida en directo en más de cien países y por su alfombra roja desfilan las celebridades del mundo del séptimo arte. Sin embargo, cuando comenzaron a concederse estos galardones, no había estrellas, ni alfombra roja, ni trajes de chaqueta y vestidos de diseño.

La primera entrega tuvo lugar en 1929 y la gala consistió en un almuerzo, con una audiencia de 270 personas, en el Hotel Roosevelt, Hollywood. Hasta 1942 no se trasladaría a los teatros y 1953 serían emitidos por primera vez por televisión, a través de la NBC.

 

En esta primera gala los ganadores se conocían de antemano, habían sido anunciados tres meses antes, y se entregaron siete premios, aunque comenzó a perfilarse la necesidad de establecer un número determinado de categorías. A partir de 1936 empezaron a concederse galardones a los actores secundarios y de reparto y, desde entonces, el número de categorías se ha ido incrementando: desde el reconocimiento a la trayectoria profesional para productores y directores, hasta Mejor Película de Animación, pasando por efectos especiales, Mejor Película Extranjera, efectos visuales y de sonido o maquillaje.

 

A partir de 1931, el premio comenzaría a ser conocido por el nombre de Óscar. Según la leyenda, la directora ejecutiva de la Academia, Margaret Herrick, cuando vio la estatuilla por primera vez dijo que “se parecía a su tío Óscar”. Lo que empezó siendo un apelativo cariñoso para el galardón terminaría convirtiéndose en un nombre conocido en todo el mundo.

 

La gala de los Óscars se ha retrasado tres veces a lo largo de su historia. En 1938, como consecuencia de unas inundaciones en Los Ángeles, en 1968, por respeto a Martin Luther King, cuyo funeral se celebraba al día siguiente, y en 1981, por el intento de asesinato contra el por entonces presidente Ronald Reagan.

 

La historia de los Óscars es una historia marcada por los acontecimientos y las circunstancias coetáneas, según muchos, la historia del cine. 

Imágenes: ebbandflowphotography, derekskey.

0

¡Deja tu comentario!

Usamos cookies para mejorar, analizar las conexiones y mostrar publicidad. Si continuas, aceptas su uso. Más info aquí.