Cuando intentas descubrir la mejor herramienta del coaching debes pensar en aquella que te permite impactar a los clientes, lograr que los resultados se vean rápidos en cada sesión de trabajo, facilitar que los empleados asistidos encuentren su potencial

Tendrás que necesariamente incluir en ellas tu imagen personal, tu facilidad de expresión, tu capacidad de análisis, tu fuerza interior, tu impecable organización, tu orientación a la consecución de resultados y un conocimiento profundo sobre el comportamiento del talento humano.

La imagen del coach, no se relaciona precisamente con su belleza personal porque no se trata de un concurso físico, pero lo que muestres en tu apariencia será el reflejo de tus cualidades que ofreces, de tal forma que si eres descuidado no podrás trasmitir organización en el coaching; si tus movimientos son torpes eso mismo estarás indicando al futuro cliente; y si los nervios te traicionan no esperes que la confianza se convierta en tu virtud.

Un coach deberá destacarse por su experiencia, conocimiento del tema, visión, credibilidad, y ser exitoso en su área. Cualidades que su imagen deberá respaldar con una cara amable pero profesional, una vestimenta formal pero juvenil para demostrar que está actualizado, así como llevar material impreso y el ordenador personal, el cual deberá demostrar destreza en su manejo y la última tecnología disponible.

La mejor herramienta del coach deberá iniciar con su propia imagen, se reforzará con la facilidad de expresión y cercanía hacia los clientes, se mantendrá con su visión y capacidad de análisis, y se logrará el vínculo final tan pronto demuestre su orientación hacia la obtención de resultados, los cuales deberás demostrar todo el tiempo.

Soraya Bayo Romero

Coach Profesional Certificada

Consultora y Formadora

www.levantesoluciones.es

1

¡Deja tu comentario!

Usamos cookies para mejorar, analizar las conexiones y mostrar publicidad. Si continuas, aceptas su uso. Más info aquí.