Elegir el televisor ideal puede ser complicado al adentrarnos en la cantidad de tecnologías y tecnicismos que impregnan la mayoría de los catálogos. Conoce todas las claves para estar 100% seguro de tu elección.

Ya estamos seguros del tipo de pantalla que vamos a elegir, de su tamaño y de su resolución, ahora nos fijaremos en las conexiones con las que cuenta. Y para ello nos haremos una pregunta, ¿cuántas conexiones vamos a necesitar? Seguro que piensas conectar tu televisor a diferentes dispositivos: reproductor de DVD o Blu-Ray, decodificador de televisión de pago, videoconsola… Por ello, es importante saber qué conexión utiliza cada aparato (HDMI, VGA, Vídeo por componentes, DVI…) y cuántas necesitaremos de cada tipo. Sin embargo, tampoco debemos obsesionarnos, es importante ser realistas y no decantarnos por conectores HDMI “de sobra y por si acaso”, pagando una diferencia de precio disparatada respecto a otro televisor únicamente por el mayor número de conexiones.

 

La mayoría de los nuevos dispositivos se conectarán a nuestro televisor a través de HDMI, el euroconector está cayendo en desuso, por lo que una buena conectividad para un uso general de un televisor sería: 2 ó 3 conectores HDMI, 1 entrada por componente Y/Pb/Pr, 1 entrada por componente AV, salida de audio digital, 1 euroconector, salida de auricular y 1 ó 2 USBs.

Por otro lado, también es interesante la interconexión con otros dispositivos, por ejemplo, con nuestro Smartphone, a través de wi-fi o bluetooth, aunque por supuesto no es imprescindible y dependerá de los gustos y las necesidades del usuario.

 

Imagen: dullhunk.

0

¡Deja tu comentario!

Usamos cookies para mejorar, analizar las conexiones y mostrar publicidad. Si continuas, aceptas su uso. Más info aquí.