Seguro que alguna vez has sufrido ese dolor agudo en la zona abdominal, ¿quieres saber la causa?

El dolor abdominal transitorio (DAT) asociado al ejercicio físico, más comúnmente conocido como flato, es un dolor intenso en la zona del abdomen, generalmente en la parte lateral, que se produce al practicar ejercicio físico, especialmente aquellos deportes que implican carrera.

A pesar de que no está muy claro por qué se produce el flato, existen varios factores a los que podría asociarse. El primero de ellos es la falta de riego sanguíneo. Cuando hacemos ejercicio físico, el flujo de sangre se dirige principalmente a los músculos implicados en el movimiento. El diafragma por lo tanto no recibe la sangre necesaria y se produce el dolor.

Otra de las causas es la oscilación del estómago como consecuencia del ritmo de la carrera, lo que explicaría que en ciertos deportes como la natación, en la que hay menos oscilaciones, no se produzca flato. El estómago está unido al diafragma a través de ligamentos, cuando el estómago oscila, los ligamentos tiran. Cuando comemos o bebemos justo antes de practicar ejercicio, el estómago pesa más, por lo que se producen más oscilaciones y, por lo tanto, más probabilidades de sufrir flato.

El último factor está asociado al peritoneo, una membrana que se irrita cuando el estómago se sobrecarga.

Cuando se produce el flato podemos llevar a cabo una secuencia que aliviará el dolor: respirar profundamente, estirar el abdomen, flexionar el tronco y presionar en la zona afectada. Aunque el flato no tiene mucha importancia ni es una dolencia grave, cuando es muy intenso, deberíamos dejar de practicar la actividad en cuestión hasta que el dolor desaparezca.

 

Imagen: mikebaird

0

¡Deja tu comentario!

Usamos cookies para mejorar, analizar las conexiones y mostrar publicidad. Si continuas, aceptas su uso. Más info aquí.