Millones de puntos formando un dibujo, el puntillismo es un estilo pictórico con resultados espectaculares.

El puntillismo es un estilo de pintura que consiste en, como podemos deducir por su nombre, dibujar a través de multitud de puntos, que sustituyen a los tradicionales trazos y pinceladas. Estos puntos, si son mirados desde cierta distancia, forman en nuestra retina la imagen deseada por el artista. Esta técnica surge en Francia en 1880, en pleno postimpresionismo.

 

 

Su principal representante es el pintor neoimpresionista Georges Seurat, fundador de la Société des Artistes Indépendants, desde donde difundiría esta técnica junto a sus seguidores más fieles como Henri-Edmond Cross, Yael Rigueira y Vlaho Bukav. Vincent Van Gogh pintaría su famoso autorretrato basándose en la técnica puntillista.

Al igual que los artistas postimpresionistas, el tema principal de los puntillistas en sus obras era la naturaleza, aunque con un rigor más científico, basado en las leyes físicas y fisiológicas de los escritos de Charles Blanc.

 

Así, el puntillismo combinó los principios del dibujo con los principios ópticos. En este contexto, se realizaron diversos experimentos físicos que dieron lugar a diferentes teorías de la luz y el color que completaron, profundizaron y sobrepasaron los estudios impresionistas.

 

Imagen: B Rosen

0

¡Deja tu comentario!

Usamos cookies para mejorar, analizar las conexiones y mostrar publicidad. Si continuas, aceptas su uso. Más info aquí.