‘Cliffhanger’ es un término muy utilizado en el mundo de las series televisivas, ¿qué significa?

La palabra cliffhanger procede del inglés: de cliff (precipicio) y hang (colgar), por lo que podríamos traducirla de forma literal como colgante de un acantilado o, como diríamos en castellano: al borde del precipicio.

 

El término cliffhanger se utiliza en televisión para denominar a aquellas escenas que se colocan normalmente al final del episodio de una serie y que generan el suspense y la tensión necesarios para que el público se enganche a la serie y vea el siguiente capítulo. Los cliffhangers dejan la acción inacabada y a los protagonistas de las mismas, generalmente, en un aprieto inesperado.

 

Un cliffhanger puede ser una simple imagen o una frase y no solo está presente en la televisión, sino prácticamente en cualquier producto de entretenimiento por entregas: cómics, novelas, videojuegos… De hecho, su origen lo encontramos en la literatura, en concreto, en la generación pulp, y en los radiodramas.

 

El objetivo de un cliffhanger, como ya hemos mencionado, es enganchar a la audiencia, mantenerla en vilo, intrigada e interesada en la trama hasta el desenlace de la misma y, si bien es cierto que su uso suele tener los resultados esperados, los cliffhanger pueden provocar el efecto contrario, desinterés, si se abusa de ellos.

0

¡Deja tu comentario!

Usamos cookies para mejorar, analizar las conexiones y mostrar publicidad. Si continuas, aceptas su uso. Más info aquí.