Seguro que alguna vez has escuchado hablar de esta técnica, casi omnipresente en cualquier obra audiovisual, ¿en qué consiste?

El chroma key es una herramienta utilizada ampliamente en el mundo audiovisual, quizás uno de los usos más conocidos sea el de los mapas meteorológicos de los informativos televisivos. La denominación chroma key  proviene del inglés (llave de color) y ser refiere a una técnica audiovisual, también conocida simplemente como croma. A través de ella, se extrae un color de una imagen y se reemplaza por otra imagen, sustituyendo un fondo por otro.  Para ello, se filma al elemento principal sobre un fondo plano, de un color primario, normalmente verde o azul, pues el rojo tiene una tonalidad cercana a la piel. Después, ese fondo se sustituye en la edición por el fondo deseado. Ningún elemento de la escena debe tener el mismo color que el fondo, pues se borraría junto con él, aunque ello también se aprovecha para, por ejemplo, hacer invisibles partes de un cuerpo u objeto.

El chroma key nace en el mundo cinematográfico en la década de 1930, antes de la llegada de las técnicas digitales. Como el negativo está compuesto de tres capas, cada una de ellas sensibles a un color primario (rojo, verde o azul), se revelaba sólo la capa del color a extraer, obteniendo una imagen intermedia, sin fondo, y tras ese fondo transparente, se ponía la imagen de fondo durante el positivado. Hoy día, ya no se utiliza este sistema, sino que el chroma key se “revela” durante la edición a través del ordenador.

 

Imagen: Category5 TV

0

¡Deja tu comentario!

Usamos cookies para mejorar, analizar las conexiones y mostrar publicidad. Si continuas, aceptas su uso. Más info aquí.