Lo principal es que el pájaro se sienta protegido, la oscuridad lo calmará.

Si en alguna ocasión estás por el campo o por la ciudad y encuentras un ave herida, no olvides que la puedes ayudar.

Cogela con mucho cuidado y trata de meterla en una caja de cartón con algo de comida. Intenta dejar la caja en un lugar protegido y lejos de otros animales.

Vuélvela a sacar fuera en cuanto parezca recuperada. Si no se recupera en un par de horas acercate a un veterinario o a un centro de recuperación de aves.

0

¡Deja tu comentario!

Usamos cookies para mejorar, analizar las conexiones y mostrar publicidad. Si continuas, aceptas su uso. Más info aquí.