Un aperitivo original, vistoso y delicioso.

Este aperitivo es ideal para ofrecer un bocado fresco y muy original a tus invitados, una forma segura de sorprender. Pero lo mejor de todo es que son muy sencillos de preparar, ¿no te lo crees? Pues lee atentamente la receta y ¡manos a la masa!

 

 

 

Ingredientes para 10 pingüinos

- 20 aceitunas negras sin hueso

- 1 zanahoria

- 125 g. de queso crema

 - 1 cucharadita de ajo en polvo

- 10 palillos

 

Preparación

1. Mezcla en un bol el queso crema con el ajo en polvo hasta que todo esté bien integrado.

2. Haz un corte vertical en el centro de 10 aceitunas y hasta la mitad de su grosor, es decir, el corte lo haremos de forma que no dividamos la aceituna en dos, sino que solo nos quede una hendedura.

3. Pon la mezcla de queso y ajo en una pequeña bolsa de plástico. Corta la punta de la bolsa, de forma que te quede una especie de manga pastelera, y rellena las aceitunas que has cortado con el queso. Este será el tronco de nuestros pingüinos. Reserva.

4. Corta en rodajas la zanahoria, necesitamos diez rodajas, quita a cada una de ellas un pequeño triángulo y apártalos. Estos serán los pies de nuestros pingüinos y los picos. Reserva.

5. Haz un pequeño corte en el resto de las aceitunas, centrado y en horizontal. Introduce en cada corte los triángulos de zanahoria que hemos reservado. Esta será la cabeza de nuestros pingüinos. Reserva.

6. Ahora queda el montaje final. Sitúa el cuerpo del pingüino encima del pie y sujétalo ayudándote del palillo. Inserta la cabeza en el palillo y prosigue así con el resto de pingüinos. Y ¡listo!. Si no los vas a consumir en el momento, consérvalos en la nevera, en un recipiente hermético, un máximo de tres horas.

 

Imagen: nightthree

0

¡Deja tu comentario!

Usamos cookies para mejorar, analizar las conexiones y mostrar publicidad. Si continuas, aceptas su uso. Más info aquí.