Para limpiar las copas de vino y de agua se necesita un recipiente con agua y unas gotas de jabón.

La limpieza de las copas de vino y de agua no es una tarea sencilla, y de su transparecnia y brillo de las mismas determinará la satisfacción de los comensales que degusten en ellas una bebida de calidad. Pues bien, algunos consejos para una limpieza correcta, eliminando cualquier resto de suciedad son:

- Por una pare, los expertos recomiendan no utilizar jabón para no alterar el sabor del vino durante su utilización, pero si se emplean sólo un par de gotas de detergente en un barreño con agua no se notará. En caso de que las manchas en el cristal sean persistentes, se recomienda dejarlas sumergidas durante unas horas para que la suciedad se desprenda. 

- Para su secado, se recomienda colocarlas boca abajo sobre un paño de cocina limpio. Algunas personas prefieren secarlas directamente sujetándolas por la base, aunque de esa forma se corre el riesgo de que se queden pegadas las pelusas o el polvo del trapo con el que las hayamos limpiado. 

0

¡Deja tu comentario!

Usamos cookies para mejorar, analizar las conexiones y mostrar publicidad. Si continuas, aceptas su uso. Más info aquí.