Ruedi Giger fue un artista suizo que ha pasado a la Historia como el creador del monstruo de “Alien”.

Nacido el 5 de febrero de 1940 en Coira, Zuiza, Hans Ruedi Giger es uno de los máximos representantes del realismo fantástico. Artista gráfico y escultor, su trabajo en la película Alien le valió un Óscar en 1980 en la categoría de mejores efectos especiales.

Ruedi Giger estudió arquitectura y diseño industrial en Zúrich y sus obras empezaron a publicarse a partir de 1969. Su primera participación en el cine fue en el cortometraje Swiss Made – 2068 y, a partir de entonces, se convertiría en una figura de referencia para el séptimo arte.

 

En 1973, Alejandro Jodorowsky se interesó por su trabajo gracias a Salvador Dalí y decidió contar con él para el proyecto Dune, en el que también participaban artistas de la altura de Moebius. Finalmente este proyecto no saldría adelante y, en 1975, el suicidio de su amada, la artista Li Tobler, marcaría la obra de Giger para siempre.

 

Ridley Scott, el director de Alien, conoció el trabajo de Giger hojeando el libro de arte Necronomicon (1978) y en él descubrió la criatura para su película. Después de Alien, Giger ha trabajado en otros films, como Porltergeist o Species, y en videojuegos como Dark Seed. Su última incursión en el cine la hizo de nuevo de la mano de Ridley Scott, en la película Prometheus (2012).

 

Su obra es precursora de una corriente propia que el mismo Giger denominaba biomecánica: mezcla de carne y máquina, y puede verse en un museo que lleva su nombre, inaugurado en 1998 en Gruyères, y que cuenta con su colección privada que incluye a otros representantes del surrealismo  como Salvador Dalí.

 

Giger murió el 12 de mayo de 2014, en Zúrich, su herencia: una obra única que causa, al mismo tiempo, repulsión, angustia, fascinación y belleza. 

 

Imágenes: Matthias Belz.

0

¡Deja tu comentario!

Usamos cookies para mejorar, analizar las conexiones y mostrar publicidad. Si continuas, aceptas su uso. Más info aquí.