Este sorbete de naranja, además de ser muy refrescante, nos aporta muy pocas calorías.

Esta receta de Sorbete de naranja no tiene nada de grasa, ya que sólo usamos la clara del huevo, sin la yema. Y al sustituir el azúcar por edulcorante rebajamos aún más las calorías.

Necesitamos un vaso de zumo de naranja, un vaso de agua, una clara de huevo y edulcorante al gusto.

Mezclamos un vaso de zumo de naranja con un vaso de agua.

Batimos una clara de huevo con la cantidad de edulcorante que queramos, hasta que nos quede consistente, pero sin llegar al punto de nieve.

Mezclamos con cuidado las claras con el zumo y el agua. Metemos en el congelador unas dos horas aproximadamente. Sacamos y removemos. Volvemos a meter en el congelador.

Antes de servir el sorbete hay que removerlo bien.

Una forma original de servirlo es aprovechar las mismas cáscaras de naranja y decorar con tiras de naranja.

0

¡Deja tu comentario!

Usamos cookies para mejorar, analizar las conexiones y mostrar publicidad. Si continuas, aceptas su uso. Más info aquí.