Sulkary es una coreografía de Eduardo Rivero para la Danza Nacional de Cuba.

Sinopsis: Creada en 1974, esta pieza está considerada un clásico de la danza cubana, inspirada en la estatuaria africana, protagonizada por tres parejas de bailarines, Sulkary es un cántico a la belleza y al amor.

Posee un lenguaje de movimientos que alcanza un gusto estético casi perfecto con un preciso cuidado de la línea y la armonía de los cuerpos, que, con un vestuario que simula la desnudez, dan a esta obra una nota de sensualidad y erotismo muy exquisita.

Exhibida por más de cuarenta años en escenarios de Cuba y del mundo, Sulkary sorprende por su carga expresiva, el virtuosismo y la energía desprendida por los cuerpos de sus bailarines que, mostrados como esculturas vivientes, atraviesan el espacio entre saltos, movimientos ondulantes y una poderosa interpretación entre sensualidad y fuerza, dejando al espectador en un estado de éxtasis emotivo.

Cuando al final del ballet los bailarines atraviesan la diagonal del escenario, y la silueta de sus cuerpos se agiganta en el espacio, la música de los tambores batta alcanza el clímax. Es entonces cuando los espectadores intentan alcanzar con la mirada el misterio de esta obra, que sin importar el paso del tiempo sigue cautivando.

0

¡Deja tu comentario!

Usamos cookies para mejorar, analizar las conexiones y mostrar publicidad. Si continuas, aceptas su uso. Más info aquí.