Si tienes una buena idea de negocio pero no tienes los conocimientos ni capital para llevarla a cabo te voy a proponer un sistema para conseguir los recursos necesarios para su ejecución.

Para empezar hay que tener dos cosas claras si quieres realmente llevar adelante tu idea con éxito:

 

1) La idea carece de valor sin la ejecución adecuada. Esto es muy importante ya que lo tendrás que recordar en cualquier momento que quieras implicar a un nuevo socio o valorar tu porcentaje en la empresa. No pienses tanto en lo novedoso o valor a futuro de tu idea sino en la importancia de la contribución de cada nuevo socio para que la idea realmente funcione.

 

2) Tienes que creer en tu idea y demostrarlo. Para conseguir los recursos o socios tendrás que vender tu idea y para ello lo principal es tu motivación para su desarrollo, ya que será percibido por tus potenciales socios.

 

Para el desarrollo podrás necesitar básicamente:

 

- Tiempo: El tuyo y de otras personas con otras capacidades dedicadas al proyecto.

- Dinero: También podrás hacer tu participación pero seguramente necesitarás otros socios que aporten capital.

- Relaciones: Los contactos adecuados para conseguir clientes, proveedores, …

 

La clave para conseguir estos recursos es la idea y proponer un modelo justo en el que los que contribuyan vean compensado su esfuerzo y riesgo en el proyecto. Para ello hay que establecer un marco claro de relación y compensación por escrito. La clave del sistema que te propongo es valorar todas las aportaciones en función del valor de la empresa a futuro, ese valor será la suma de las contribuciones de todos los participantes (socios) en función del precio de mercado de ese trabajo aportado y con un multiplicador para compensar el riesgo de un proyecto en fase de desarrollo. Si la idea es buena y realmente funciona la valoración de la empresa al entrar un gran inversor o venderla debería ser mayor al valor calculado por la suma de participaciones con el multiplicador con lo que la ganancia de los socios es aún mayor. Si la idea no funciona está claro que todos habrán perdido su tiempo y dinero. Para establecer estos multiplicadores te voy a dar un par de reglas generales que podrás adaptar a tu proyecto concreto para valorar los recursos aportados:

 

- Tiempo: Las horas que aporta se deberán valorar al doble (multiplicador 2x) del que sería el sueldo de mercado para ese tipo de trabajo. Tu tiempo también se valora con esta misma regla.

- Dinero: El dinero suele ser el recursos más escaso en los proyectos en fase muy inicial por lo que la recomendación sería multiplicar por 4.

- Relaciones: Es el factor más complejo. Si los contactos son aportados por un socio que también contribuye con horas de trabajo debería intentar valorarse también con el parámetro tiempo. Si es una participación puntual y de gran valor para el negocio, generalmente aportar algún cliente importante, puede valorarse por aportación económica al negocio en términos de facturación o margen.

 

Más información en: http://jlmontesino.com/2013/11/15/valorar-una-startup/

0
José Luis Montesino-Espartero Ripol José Luis Montesino-Espartero Ripol es fundador y gerente de www.comefruta.es, asesor y consultor de ecommerce e imparte clases de marketing y comercio electrónico. Ha trabajado más de 12 años en distintos cargos y empresas del grupo Telefónica; en la últ

¡Deja tu comentario!

Usamos cookies para mejorar, analizar las conexiones y mostrar publicidad. Si continuas, aceptas su uso. Más info aquí.