El movimiento feminista en España no ha tenido la misma repercusión que en otros países de Europa, especialmente en el norte del continente, donde los derechos de la mujer son reconocidos casi en su totalidad.

Durante el régimen franquista, las mujeres españolas tenían pocos derechos reconocidos y vivían una situación de pérdida de libertad. No podían realizar viajes a otros países sin la autorización de sus maridos o esposos, o padres, ni podían ostentar la titularidad de una cuenta corriente. En la actualidad, nos parecería impensable vivir situaciones similares y, sin embargo, no han pasado más de sesenta años.

Durante la Segunda República, el movimiento feminista español tomó fuerza y en las primeras Cortes estaban presentes con derecho a voto. En 1936, España era el país con más mujeres presentes en el Parlamento, por lo que todo lo sucedido después fue un retroceso, que en los años 70, debido al crecimiento económico del país y a la influencia del boom turístico, las mujeres españolas volvieron a recuperar derechos y libertades perdidas, con un reconocimiento de igualdad legal. No obstante, la igualdad real entre mujeres y hombres aún no ha sido conseguida, por lo que siguen siendo necesarias las políticas de igualdad de género en los países democráticos.

0

¡Deja tu comentario!

Usamos cookies para mejorar, analizar las conexiones y mostrar publicidad. Si continuas, aceptas su uso. Más info aquí.