Seguro que ni siquiera te has hecho esta pregunta porque ves muy obvia una respuesta negativa, la realidad te sorprenderá.

El mundo animal está lleno de seres curiosos y, cuanto menos,  sorprendentes. Uno de estos animales es al que dedicamos este manual, los tiburones que caminan. Es verdad que no todos los tiburones pueden caminar, pero existe una especie que sí lo hace: los hemiscyllium ocellatum, más conocidos como tiburones hombrera. Estos tiburones son capaces de andar por los fondos de los arrecifes de coral en los que habitan, en las costas de Australia y Nueva Guinea.

Se diferencian porque poseen unas grandes manchas oscuras en las aletas pectorales, a las que deben el apodo de hombrera, pues estas manchas recuerdan a las hombreras de los uniformes militares. Estos tiburones apenas miden un metro de longitud y, mientras estén tranquilos, se desplazan caminando, solo nadan cuando se ven amenazados. Aun así, tanto caminando como nadando, son bastante lentos y tienen que ayudarse de su cola para impulsarse y recorrer pequeñas distancias.

 

Son fundamentalmente animales nocturnos, pues solo se activan cuando la marea baja y deja zonas de agua superficial. A pesar de que en estos pequeños charcos el oxígeno se agota con rapidez, los tiburones hombrera pueden sobrevivir fuera del agua hasta una hora, pues aumentan el suministro de sangre al cerebro y apagan algunas funciones neuronales.

 

Imagen: Citron.

0

¡Deja tu comentario!

Usamos cookies para mejorar, analizar las conexiones y mostrar publicidad. Si continuas, aceptas su uso. Más info aquí.