¿Cómo son las mujeres que ocupan puestos de dirección? ¿Son diferentes a los hombres cuando ejercen el poder?

La realidad es que son pocas las mujeres que ocupan puestos de responsabilidad en el ámbito empresarial y esa presencia mínima responde no tanto al hecho de ser mujer, sino a lo que hoy conlleva serlo. El mercado laboral está diseñado para personas con una total disponibilidad temporal y espacial. Hombres y mujeres que ocupan puestos de alta dirección, coinciden en su nivel de ambición, pero difieren en su grado de empatía.

Las mujeres suelen implicarse mucho más que sus compañeros en el bienestar de sus empleados y empleadas. Los resultados de los diferentes estudios realizados vuelcan datos como, una mayor empatía, más implicación y mayor tendencia al diálogo y ajustes empresariales que eviten despidos. Las mujeres aparecen como personas con gran capacidad de trabajo y un nivel formativo alto, así como una gestión creativa y óptima del conflicto entre su vida personal, familiar y laboral. Estas mujeres poseen habilidades sólidas de comunicación, coaching, motivación, iniciativa y equilibrio emocional. La situación actual sigue mostrando un desequilibrio entre mujeres y hombres directivos. Un estudio australiano defendía que las mujeres gestionan mejor casi todas las áreas de una empresa salvo dos: las operaciones de gestión y los resultados financieros.

María García Sánchez

Gestora de Proyectos.

0

¡Deja tu comentario!

Usamos cookies para mejorar, analizar las conexiones y mostrar publicidad. Si continuas, aceptas su uso. Más info aquí.